El defensor del estudiante, una figura pionera para prevenir el bullying

Uno de los colegios concertados en Pozuelo que ha sido pionero en la función de detectar, prevenir y luchar contra el temido bullying es el Colegio Los Robles en Aravaca, en Madrid. Después de muchos meses de preparación, ha logrado implantar la figura del defensor del estudiante para centrar todos los esfuerzos en la prevención del acoso escolar.

El objetivo del Defensor del Estudiante

La figura del Defensor del Estudiante nace para conseguir instaurar una figura mediadora interna que logre arbitrar entre los conflictos que se generan a diario entre los profesores y alumnos y entre estos últimos. También es el encargado de intervenir, denunciar y vigilar cualquier posible caso de acoso escolar que pueda suceder en el colegio.

A la hora de escoger este encargado, el colegio tiene siempre en cuenta que la persona sea alguien que tenga una buena relación con el alumnado y que pueda ofrecer una enorme capacidad de mediación. Esta figura está apoyada por el equipo de psicólogos de este centro y debe tener la formación y los conocimientos adecuados para ser capaz de resolver cualquier tipo de conflicto relacionado con el acoso.

El objetivo es que ninguna víctima se encuentre sola y que no se calle. Que sepa que hay alguien que va a defenderla y que va a observar todo tipo de comportamiento, a la vez que va a ser capaz de concienciar a todos los estudiantes de lo que implica el acoso escolar. Una vez se haya detectado el problema, la misión será la de hablar con las personas implicadas, así como sus profesores y alumnos con el fin de encontrar la mejor solución.